top of page
Search

Reflexión de un año de trabajo colaborativo y una invitación a la solidaridad y la empatía



Estimadas Familias,


Al cerrar este año, quiero tomar un momento para reflexionar y expresar mi más sincera gratitud a cada familia que ha depositado su confianza en Guava Care. Su confianza en nuestro equipo de doulas, educadores de parto, niñeras y en mi rol como especialista en intervención temprana y consultora de sueño pediátrico, significa todo para nosotros. Pasan por mi mente momentos de increíble fortaleza y resiliencia: presenciar el nacimiento de una nueva vida, lágrimas de madres y padres que se sentían solos luchando con una discapacidad del desarrollo de sus hijos. Lágrimas de miedo al no saber cómo ayudar a sus hijos se convirtieron en lágrimas de alegría de ver como poco a poco sus hijos alcanzaban las metas propuestas. Cada familia es única, y su confianza en nosotros para apoyarles en momentos que cambian la vida, desde el nacimiento hasta la primera infancia, es un honor que nos hincha de felicidad.


Este año ha sido un viaje de cuidado, apoyo y crecimiento, y estamos sinceramente agradecidos por el privilegio de formar parte de la historia de sus familias. Su confianza es la piedra angular de nuestro compromiso de brindar la mejor calidad de cuidado y asistencia. Nuestro enfoque se basa en la creencia de que el aprendizaje y el correcto desarrollo de nuestros pequeños, se extienden más allá de las sesiones de asesoría. A lo largo del año, he tenido el privilegio de ser su especialista en Intervención Temprana, trabajando colaborativamente con otros profesionales cuando es necesario y aún más importante trabajando con ustedes, haciéndoles partícipes, empoderándoles en la toma de decisiones y el cuidado respetuoso, a través de la provisión ética de información y la co-creación de estrategias ajustadas sus necesidades.


Al mirar hacia el nuevo año, quiero extender una cálida invitación a todas las familias que enfrentan desafíos con sus pequeños. Reconociendo que no hay una solución rápida, y que la magia de la intervención temprana no sucede en una terapia o en un centro de rehabilitación, el verdadero impacto radica en el esfuerzo colaborativo entre usted y el equipo de intervención temprana. Nuestro objetivo es empoderarle con conocimiento sobre el desarrollo de su hijo. Juntos, podemos explorar e implementar estrategias efectivas para fomentar habilidades funcionales dentro de sus rutinas diarias. Recuerden, nuestro papel no es enseñar directamente a sus hijos; estamos aquí para resaltar oportunidades de aprendizaje y que ustedes se sientan con la total seguridad de llevar a cabo las estrategias en su día a día.


El corazón de nuestro enfoque está arraigado en la colaboración, la resiliencia y la creencia de que ustedes, como padres, son los principales tomadores de decisiones en la vida de sus hijos. Siguiendo estos principios, podrán navegar con confianza en relaciones satisfactorias, acceder al apoyo que necesitan y ver a su hijo prosperar en casa, en la escuela y en la comunidad.


Por otra parte y ​​en espíritu de reflexión y gratitud, les invito a abrazar la compasión y la empatía. No olvidemos lo que está sucediendo en Gaza, Israel, Ucrania y otras regiones que atraviesan tiempos devastadores; esas familias también merecen estar juntas y celebrar. Ningún niño merece soportar las dificultades de la guerra. Agradezcan los momentos que comparten y dediquen tiempo de calidad a sus seres queridos. Olvídense del ajetreo de las compras navideñas y concéntrense en crear recuerdos significativos.


La riqueza de nuestra existencia no radica en la acumulación de riquezas materiales, sino en la profundidad de nuestras relaciones, la amabilidad que compartimos y los momentos que nos dejan sin aliento. Prioricemos los tesoros intangibles del amor, la alegría y las experiencias compartidas que hacen que la vida sea verdaderamente significativa. Al hacerlo, no solo enriquecemos nuestras propias vidas, sino que contribuimos a un mundo más compasivo e interconectado. Tomémonos una pausa para considerar nuestra humanidad compartida.


A menudo resulta tentador distanciarnos de problemas globales como una guerra lejana, pensando que no nos afecta directamente. Sin embargo, como seres humanos, todos somos vulnerables y desafíos imprevistos pueden tocar a cualquiera de nosotros. La guerra en curso en Gaza ha cobrado trágicamente más de 5,500 vidas jóvenes, convirtiéndola en el lugar más peligroso del mundo para ser un niño. Las personas en Israel también se sienten desesperanzadas; muchas familias tienen que ver a sus hijos e hijas ir a la guerra sin la certeza de que regresarán con vida. Ninguna familia debería ser separada y destruida bajo estas circunstancias, ni en Gaza, ni en Israel, ni en Ucrania, ni en ningún lugar del mundo.


Insto a todas las familias que comprenden la esencia de mi trabajo a alinearse con los valores que inculcamos en nuestros hijos. Ya que a menudo trabajamos para fomentar la inteligencia emocional, la compasión y la generosidad, reflexionemos también sobre los excesos navideños. ¿Necesitan nuestros hijos tanta abundancia de regalos, juguetes, ropa y zapatos? Esta Navidad, consideren crear un momento memorable centrado en compartir amor y gratitud. Redirigir regalos excedentes a quienes lo necesitan puede transformar la temporada en una poderosa demostración de compasión y solidaridad.


¡Les deseo una acogedora temporada navideña y un nuevo año lleno de alegría y nuevos logros!


Cálidos abrazos 😊



Laura Rubio,

Su Especialista en Atención Temprana



7 views0 comments
bottom of page