top of page
Search

El Impacto de la Exposición a Pantalla en los Primeros Años: Una Guía para Familias



En nuestra era digital, las pantallas son una constante en la vida cotidiana, planteando desafíos únicos para los padres que navegan por las etapas de desarrollo temprano de sus hijos. Investigaciones emergentes resaltan los potenciales impactos de la exposición a pantallas en niños pequeños, particularmente aquellos menores de tres años. Junto con las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés), existe un argumento convincente para limitar el tiempo frente a la pantalla en los primeros años. Este artículo explora la evidencia científica sobre los efectos del tiempo de pantalla en niños pequeños y esboza las pautas de la AAP, con el objetivo de equipar a las familias con el conocimiento para tomar decisiones informadas sobre el uso de pantallas.


La investigación indica consistentemente que el tiempo excesivo frente a pantallas puede afectar varios aspectos del desarrollo infantil. Estudios han demostrado que la exposición a pantallas puede impactar el desarrollo del lenguaje, las habilidades de lectura y la capacidad de atención en niños pequeños. Por ejemplo, un estudio publicado en la revista Pediatrics encontró que los niños expuestos a más tiempo de pantalla tenían habilidades de lenguaje expresivo más bajas. Otra preocupación es el efecto de las pantallas en los patrones de sueño; la luz azul emitida por las pantallas puede alterar el ciclo natural de sueño y vigilia, llevando a dificultades para dormir y reduciendo la calidad del sueño.


El desarrollo social y emocional de los niños también está en riesgo. El tiempo de pantalla puede reemplazar oportunidades para el juego interactivo, la exploración y el vínculo con los cuidadores — todos componentes críticos para un desarrollo saludable. Cuando los niños interactúan con pantallas, pierden experiencias del mundo real esenciales que fomentan la creatividad, habilidades de resolución de problemas y resiliencia emocional.


La Academia Americana de Pediatría ha establecido pautas para ayudar a los padres a navegar el complejo paisaje del tiempo de pantalla:


  • Para niños menores de 18 meses: evitar el uso de medios de pantalla excepto videochats. Para niños de 18 a 24 meses que quieren introducir medios digitales, se debe elegir programación/aplicaciones de alta calidad y usarlas junto con los niños para crear más interacción.

  • Para niños de 2 a 5 años: limitar el uso de pantalla a una hora por día de programas de alta calidad. Los padres deben co-ver medios con los niños para ayudarles a entender lo que están viendo y aplicarlo al mundo que los rodea.

  • Para niños de 6 años en adelante: se deben establecer límites consistentes sobre los tipos y cantidades de tiempo de pantalla. Asegúrese de que el tiempo de pantalla no interfiera con el sueño adecuado, actividad física y otros comportamientos esenciales para la salud.

Adherirse a las recomendaciones de la AAP requiere un esfuerzo intencional para crear un entorno libre de pantallas para nuestros niños. Aquí hay algunas estrategias para ayudar a las familias a minimizar la exposición a pantallas:


  • Participar en actividades libres de pantalla: Priorizar el tiempo de juego, la lectura y actividades al aire libre que apoyen el desarrollo y el vínculo familiar.

  • Ser un modelo a seguir: Demostrar hábitos saludables de pantalla limitando su propio tiempo de pantalla y estando presente durante las interacciones familiares.

  • Crear zonas libres de pantalla: Establecer áreas en su hogar, como dormitorios y áreas de comedor, donde no se permitan pantallas.

En conclusion, la decisión de limitar el tiempo de pantalla en los primeros años es un paso proactivo hacia el fomento del desarrollo óptimo en los niños. Siguiendo las pautas de la AAP y abrazando actividades libres de pantalla, las familias pueden apoyar el crecimiento saludable de sus hijos. A medida que navegamos por los desafíos y oportunidades presentados por la tecnología, podemos priorizar el bienestar de nuestros aprendices más jóvenes, asegurando que tengan la base para prosperar en un mundo cada vez más digital.


7 views0 comments

Комментарии


bottom of page